Cómo afecta la ley de propiedad horizontal a una comunidad de propietarios

Contabilidad

Podemos definir la Ley de Propiedad Horizontal como la norma por la que se regula todo lo que tiene que ver con una comunidad de propietarios, desde cómo se reparten los gastos de comunidad hasta las mayorías necesarias para adoptar acuerdos durante la celebración de las juntas de vecinos.
La nueva Ley 8/2013, de 26 de junio, de Rehabilitación, Regeneración y Renovación urbanas introdujo una serie de cambios en la ley vigente y derogó algunos de los artículos de la hasta entonces ley de 1960.

  • Estas modificaciones supusieron el fin casi por completo de la unanimidad, lo que significó una mayor agilidad a la hora de llevar a cabo la toma de decisiones y el cumplimiento de obligaciones del administrador de fincas sin que todos los vecinos tengan que estar de acuerdo.
  • También significó una mayor consideración hacia las personas con alguna discapacidad en la comunidad, incluidos los mayores de 70 años. Así se reconocen su derecho a solicitar mejoras en la accesibilidad, como la instalación de un ascensor en el condominio, siempre y cuando los costes no superen doce cuotas mensuales.
  • Además, también modificó la afección real, o lo que es lo mismo, el plazo por el que un nuevo inquilino debe responder ante las cuotas impagadas del anterior propietario, una labor que corresponde controlar al administrador de fincas.
    Esto ha supuesto un gran alivio para las comunidades de vecinos en los últimos años, ya que con la proliferación de los desahucios se ha hecho más necesaria la puesta al día de estas cuotas, que anteriormente solo eran de obligado cumplimiento del año actual y el anterior, pasando a ser el año en curso y de los tres anteriores.
  • Otro de los cambios importantes se han dado en la obligatoriedad de solicitar permisos a las Administraciones Públicas a la hora de realizar cualquier obra aunque ésta sea menor.
    En este sentido se ralentizan los tiempos conseguidos con el primer supuesto mencionado sobre la unanimidad dentro de la ley de comunidad de propietarios, pudiendo además la administración negar incluso una modificación menor como el cambio de puertas o ventanas, incluso aunque la mayoría de los vecinos estén de acuerdo.
    Aquí además encontramos una incongruencia en la ley, ya que en su décimo artículo establece que no hará falta la aprobación en junta de vecinos sobre obras de mejora necesarias.
    Esto nos lleva a miles de casos en los juzgados en los que vecinos denuncian a su propia comunidad, ya que la ley no permite tomar una decisión al respecto ni al administrador, ni a la junta, ni al presidente de la comunidad.

 La Ley de Propiedad Horizontal en la compraventa de una vivienda o local comercial

Si tienes un local comercial en un condominio debes saber que estás autorizado a realizar cualquier tipo de reforma en el mismo siempre que no afecte a elementos comunes, en cuyo caso tendrás que obtener el voto favorable de los vecinos y contar con un seguro de comunidad.
Tampoco pueden prohibirte que cambies la actividad que llevas a cabo dentro del local ni que cambies su uso, pudiendo convertirlo incluso en otra vivienda siempre y cuando los vecinos acepten por unanimidad en junta la segregación o modificación.
A la hora de comprar una vivienda tenemos que tener en cuenta los estatutos de la comunidad de propietarios, ya que en ellos se relatarán las normas específicas en cuanto a las normas de gestión, reparación o uso tanto de las viviendas como de los locales comerciales.